APRENDE COMO LIMPIAR LA VASIJAS COBRE CON IDEA FÁCIL

Las ollas de cobre se usan ampliamente en la cocina en Brasil, así como en todo el mundo. Además, el cobre tuvo un gran impacto en el mundo antiguo, ya que producía buenas armas y armaduras razonables, pero aún era demasiado blando para producir herramientas de corte útiles.

Las piezas de cobre pueden servir como decorativas, agregando un toque de refinamiento a los ambientes. También se pueden utilizar para joyería y joyería. Hoy en día, todavía hay muchos artículos para el hogar y objetos decorativos hechos de este material.

Por lo tanto, son piezas de valor agregado que merecen ser atendidas. Para mantenerlos en buenas condiciones, los ingredientes principales son limón, sal, vinagre y detergente. Echa un vistazo a estas recetas y elige una para probar tus piezas de cobre y bronce.

1. Efecto de oxidación que elimina la mezcla

Los ingredientes de esta mezcla eliminarán la capa verdosa de la pieza oxidada, devolviendo el brillo y dejando limpia.

Ingredientes

Vinagre rojo o blanco : 2 cucharadas;
Jugo de limón: 1 unidad;
Detergente para lavar platos : ½ cucharadita;
Sal : 1 cucharada sopera.

Método de preparación y uso.

  1. Comience mezclando todos los ingredientes en un tazón;
  2. Luego ponga un poco del producto en una esponja suave para no rayar la pieza;
  3. Frota el objeto que quieres pulir con la esponja;
  4. Luego solo necesita enjuagar el objeto con un paño húmedo y luego seco hasta que el producto y los residuos desaparezcan por completo;
  5. Si es necesario, repita el proceso.

2. Limón con sal

Este es un consejo aún más simple, ya que solo necesitará dos ingredientes. Corte un limón por la mitad y cubra la porción de pulpa con sal fina. Evite usar sal gruesa ya que puede rayar la pieza. Luego use este medio limón como una esponja y frótelo sobre la pieza de cobre para devolverlo a su color original. Vigilar que la sal no esté rascando la pieza. Si es así, frote solo el limón y termine con un paño húmedo y uno seco.

3. Mezcla brillante

Se recomienda aplicar esta otra receta después de limpiar la pieza, ya que ayudará a terminarla, dejando la pieza como nueva.

En una olla pequeña, mezcle un poco de trigo, un poco de vinagre blanco destilado y un poco de sal. Las cantidades dependerán del tamaño de la pieza, pero la idea es mezclar hasta formar una pasta.

Aplique esta pasta sobre un paño suave y limpio y limpie toda la pieza. Luego retire con un paño húmedo y termine con un paño de microfibra seco, puliendo bien.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: no robar noticias : )