APRENDE COMO CUIDAR Y CULTIVAR CATTLEYA EN CASA

Esta variedad es conocida en nuestro medio como “La reina de las orquídeas” o sencillamente como “La Orquídea”.   Fue descrita por el orquideólogo John Lindley, quien dedicó a William Cattley, coleccionista de plantas exóticas de Inglaterra, el nombre de Cattleya .

CÓMO CULTIVAR …

EL LUGAR PARA COLOCAR …

LUZ: Requiere de buena iluminación, mas no tolera el sol directo.  Generalmente, se recomienda colocar la planta con un sombrío  máximo de 50%.

VENTILACIÓN: Al igual que todas las orquídeas, la Cattleya se adapta muy bien en sitios con muy buena ventilación, sin llegar a generar sequedades extremas. NO se debe colocar en sitios cerrados.

TEMPERATURA: En su gran mayoría pueden tolerar diferentes climas y altitudes, aunque es ideal colocarlas en sitios que estén dentro del rango 29°C – 15°C, como temperatura diurna y nocturna, respectivamente.  En condiciones de altas temperaturas nocturnas, donde no baje de los 20°C, pueden presentarse desaceleración en su crecimiento y desarrollo, además de la disminución en su frecuencia de floración. En estas últimas condiciones, en caso de lograr florecer, la tonalidad de las flores pueden variar, siendo éstas de un tono más claro.

HUMEDAD: Se cultiva bien en ambientes con 50 – 60% de humedad (en el aire).

LO QUE DEBE HACER …

RIEGO: NO se debe regar todos los días. La frecuencia de riego puede oscilar entre 1 – 2 veces a la semana, variándose según la época climática y el tipo de sustrato.  El sustrato en que se encuentra sembrada la planta

NO puede permanecer húmedo todo el tiempo, por lo que se recomienda revisar la humedad de éste antes de realizar el riego siguiente y regar únicamente en caso de ser necesario. Entre cada riego debe existir un determinado periodo de sequedad.   Siempre debe regarse con agua limpia, fresca y abundante.   

En zonas costeras debe tenerse precaución para que el agua con que se riega NO contenga sales.    Se recomienda regar únicamente en las horas de la mañana.  Durante y después del riego se recomienda escurrir bien el excedente de agua que queda dentro del recipiente en donde se encuentra la planta (para el caso de materas de plástico, de barro, etc.). NO se recomienda sumergir la planta dentro de baldes o recipientes con agua. NO se recomienda colocar plato debajo de la matera, durante su exhibición y cuidado diario.

La Cattleya es una variedad más resistente a los periodos secos que al exceso de humedad.

FERTILIZACIÓN: Se puede suministrar cualquier fertilizante comercial que sea totalmente soluble en agua, en una proporción de 1/1000, es decir, 1 centímetro cúbico de fertilizante líquido en 1 litro de agua limpia, o 1 gramo de fertilizante sólido en 1 litro de agua limpia.   También es equivalente una cucharadita dulcera a ras de fertilizante, diluida en 1 galón de agua limpia.  Se recomienda su aplicación semanal.   Para un manejo más equilibrado y sencillo, se recomienda utilizar fertilizantes con formulaciones equilibradas en las proporciones de nitrógeno (N), fósforo (P) y Potasio (K); y que a su vez contengan microelementos.  Se recomienda la aplicación de fertilizante para absorción radicular; los fertilizantes foliares (fumigados hacia las hojas) pueden servir como complemento de ella.

Es necesario realizar la resiembra inmediata cuando las raíces se encuentran, en su gran mayoría, deterioradas, podridas, secas y/o sueltas del sustrato.  También, cuando el sustrato en que se encuentra, presente deterioro por vejez desmoronándose en polvo o volviéndose tierra.  En condiciones sanas y normales, se requiere de una resiembra cuando no hay espacio disponible en el sustrato para seguir enraizando.

SUSTRATO: Para cultivar en macetas o canastas, generalmente, se utilizan corteza de pino, carbón vegetal, capacho de coco, piedra triturada, cáscara de coco, etc.  de manera individual o en mezclas de las anteriores. NO se recomienda el uso de cualquier clase de tierra, arena y/o palos podridos.  Es favorable cultivar con partículas gruesas (diámetro aproximado entre 2,0 – 2,5 cm), libres de polvo, que faciliten el drenaje y la ventilación en las raíces.   También es posible pegar las plantas en árboles directamente, o en troncos de madera como cafeto, totumo, etc., y/o palos finos con resistencia a la pudrición, y sin quitar su corteza. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: no robar noticias : )