FÁCIL Y RICA ENSALADA DE PEPINO PARA EL VERANO

Las ensaladas de pepino para el verano son uno de los platos esenciales en esa época del año. Y es que nos aportan vitaminas, minerales, fibra y agua, sin calorías de más ni digestiones pesadas. Entre las más ricas y fresquitas, tenemos la ensalada cremosa de pepino o sal. Si quieres ideas para ensaladas, aquí tienes una que no te dejará indiferente ni a ti ni a tus comensales.

El pepino tiene más propiedades de las que puedes imaginar: para el estrés, para un corazón saludable, para el cerebro, excelente como antiinflamatorio y además no engorda. Ideal para cualquier época del año y sobre todo para el verano por su poder refrescante. Tómalo solo o acompañado de ensaladas.

Ingredientes2 pepinos medianos2 yogures griegos, normales o desnatados sin azúcarPerejil o cilantro frescoAceiteLimón o vinagrePimienta negra(opcional)SalElaboraciónCorta el pepino en rodajas muy finitas. Este paso es muy importante. Y es que puedes hacerlo con una mandolina.Escurre bien las rodajas de pepino. Puedes ponerlas sobre un papel absorbente.Bate los dos yogures con un tenedor.Añade el resto de ingredientes: vinagre o limón, el aceite, la pimienta y la sal y mezcla bien.Incorpora las rodajas de pepino. Mezcla bien todos los ingredientes.Adorna con abundante perejil fresco y pon dos rodajitas de limón a los lados del plato.Y si quieres un bocadillo vegetariano típico de camping, rellena dos rebanadas de pan integral o multicereales con la ensalada. Y para los no vegetarianos… añade un par de lonchas de jamón york.

Una sugerencia: si quieres transformar esta ensalada en el típico tzatziki griego, no tienes más que rallar el pepino en lugar de cortarlo en rodajas. Escúrrelo muy bien y mezcla con el resto de ingredientes.

Puedes customizar tu ensalada tanto como quieras. A esta ensalada le quedan muy bien las alcaparras, las aceitunas negras y la cebolla tierna.

Si quieres darle un punto más de cremosidad, puedes ponerle un poquito de mayonesa o nata líquida cuando batas los yogures.

¿No te gusta el perejil o el cilantro? Puedes ponerle cualquier otra hierba aromática como la hierbabuena, la albahaca, la menta o el eneldo.

¿Tienes invitados? Preséntala en canapés o rodea la ensalada de panecillos para que ellos mismos se la sirvan untada en el pan.

Para que la ensalada esté especialmente rica, es importante que la tengas al menos media hora en la nevera. Tiempo suficiente para que todos los sabores se realcen. Y si quieres añadirle un toque extra de color, ponle unas semillas de sésamo y/o un poquito de pimentón molido junto con un buen chorrito de aceite de oliva por todo el borde. Si quieres ensaladas de verano fáciles de preparar y con un resultado excelente, apuesta por la ensalada cremosa de pepino.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: no robar noticias : )